Muchos años dándole vueltas a la cabeza, intentando pensar cómo contribuir activamente a reducir el problema de los incendios que cada año destrozan nuestro territorio y nuestras montañas. Un año entero tomando notas, escribiendo palabras e intentando que cobren sentido, un año paseando entre bosques y brezales con un bloc de notas en la mano. Un nombre: “El País del Abeyeiro”, “país” entendido como territorio lleno de raíces imbricadas, y “abeyeiro” en homenaje a un oficio ancestral, el mío, en torno a un infatigable animal al que admiro y defiendo y me esfuerzo en comprender.

En el camino me acompañó un ilustrador de naturaleza. En mi modesta opinión, el mejor de este país, Fernando Fueyo. Crecí admirando sus dibujos de naturaleza, y hoy puedo decir con orgullo que estamos a punto de presentar un libro hecho mano a mano, con el alma y el corazón. Con la experiencia y el aprendizaje vital propio y el de nuestros mayores para intentar hacer llegar al que lo lea la importancia de conservar nuestros paisajes, todos ellos cargados de historias y de vida.

 

El País del Abeyeiro Verkami

 

No hubiesemos llegado a este punto sin la ayuda y el apoyo de mucha, muchísima gente. Ahora, a través de una campaña de micromecenazgo os brindamos la posibilidad de formar parte de él apoyándolo para que sea una realidad y vea la luz.

Campaña de micromecenazgo